Nada de “lifting” ni bótox, el truco para tener una piel tonificada y parecer más jóvenes, en especial para las mujeres de edad mediana, puede ser menos invasivo y más económico, pues bastan 30 minutos de ejercicios faciales al día.

Con constancia, luego de 20 semanas las mejillas se verán más llenas y firmes, aparentando al menos tres años menos, según un estudio científico publicado por investigadores de la Northwestern University de Estados Unidos en la revista Jama Dermatology.

“Ahora existen las primeras pruebas de que los ejercicios con los músculos del rostro pueden mejorar el aspecto y reducir algunas de las señales visibles de la edad”, afirmó Murad Alam, coordinador del estudio.

“Los ejercicios sirven para alargar y elongar los músculos de la cara, de modo de volverlos más firmes y tonificados y rejuvenecer el rostro”, agregó Alam.

Con el paso de los años, la piel del rostro pierde elasticidad y los cojinetes adiposos que se hallan entre los músculos y la piel, que ayudan a darle forma, se adelgazan.

Con la piel más fláccida, las almohadillas se deslizan hacia abajo, dando a la cara un aspecto “caído”, añadió el experto.

“Si los músculos que están por debajo se vuelven más grandes, la piel tiene más ‘acolchonamiento’ y la musculatura se vuelve más firme, dando al rostro un aspecto más pleno. Si los músculos crecen, aumenta con ello el volumen del rostro, contrastando los efectos del envejecimiento”, explicó Emily Poon, otra de las investigadoras.

El estudio se llevo a cabo con 27 mujeres entre 40 y 65 años de edad, que después de participar de dos sesiones de 90 minutos con un instructor, continuaron haciendo los ejercicios, una serie de 32, cada uno de un minuto de duración, en casa y durante cinco meses consecutivos.

Durante las primeras ocho semanas lo hicieron a diario por 30 minutos, y luego durante lo que restó de tiempo en días alternados.

El plan de ejercicios fue asignado y desarrollado por Gary Sikorski, experto americano en yoga facial.

Sin dudas, una alternativa natural y sin gastos al verdadero emporio mundial de tratamientos estéticos y de belleza muy costosos que proliferan actualmente en todo el mundo.