En un gesto simbólico, en la Bienal de Arquitectura de Venecia 2016, dirigida por el chileno y ganador del Premio Pritzker Alejandro Aravena, se derribaron parte de los muros del pabellón alemán construido en la era nazi para transformarlo en un espacio abierto. Más de 48 toneladas de ladrillo fueron retiradas y los huecos en las paredes no tenían puertas para que no se pudieran cerrar. Fue un llamado a abolir las fronteras y convertir a Alemania en un país de acogida a los inmigrantes.

Con obras de 37 países, la Bienal a cargo de Aravena se desarrolló bajo el lema “Reportando desde el frente” y abordó el rol de los arquitectos en la batalla diaria por mejorar las condiciones de vida de las personas alrededor del mundo.

Una selfie de la canciller Angela Merkel con un refugiado sirio en septiembre de 2015 recorrió el mundo. “Quiero quedarme en Alemania”, “me gusta Alemania, gente buena, país bueno”, le decían los refugiados en un improvisado alemán. La canciller sonrió y respondió paciente sus demandas sociales al visitar un campamento de acogida en Berlín. Esa imagen icónica inspiró la muestra titulada Making Heimat. Alemania, país destino. La palabra “heimat” puede traducirse como patria o nación, pero los curadores la reperfilaron como una patria tolerante, abierta, integradora y fluida construida desde la política, la cultura y la arquitectura.

Chile no está ajeno a esta realidad y en los últimos años ha enfrentado situaciones similares. Por ese motivo la muestra alemana, que comprende historias personales y proyectos para dar apoyo a los refugiados, se presentará en el Centro Cultural GAM en marzo de 2019 dentro de Santiago, ciudad destino, exposición sobre el fenómeno de la inmigración organizada por el Goethe Institut y las universidades Alberto Hurtado y Adolfo Ibáñez.

Según el arquitecto Rodrigo Tissi, curador de la muestra chilena, la ciudad destino es aquella que alberga a los inmigrantes, “ese espacio físico y simbólico que construye el lugar de aquellos que son extraños al paisaje cotidiano”.

Para Tissi, la exhibición es una oportunidad para pensar espacios de integración desde las políticas públicas: “Nuestro objetivo es invitar al debate colectivo, desde distintos frentes, en un contexto de contingencias, sobre la inclusión, la tolerancia y la diversidad”.

“La ciudad destino -agrega- es aquel lugar de experiencia y de fricción de todos aquellos que no son chilenos con los chilenos, esa ciudad es multi en varias direcciones. Está constituida por una red de inmigrantes y los lazos de apoyo ‘hermano’. Los inmigrantes acceden a más estabilidad y oportunidades cuando se conectan. Ahí encuentran ayuda, apoyo y sobre todo comprensión en el sentido de sus propias costumbres que a veces no encajan en la cultura de destino”.

Arquitectura y migrantes

La exhibición chilena utilizará, al igual que la muestra original alemana, este concepto de “ciudad destino” acuñado por el periodista canadiense Doug Saunders y que da nombre a su libro Arrival city.

En ese texto de 2011, Saunders estudió los efectos de la migración en 20 ciudades como Río de Janeiro, Londres, París, Estambul, Los Angeles o Caracas, y desarrolló ocho tesis o formas de integrar y recibir a los refugiados. En una de ellas, “la ciudad destino es una ciudad dentro de otra ciudad”, no describe a los nuevos barrios de inmigrantes de estas metrópolis como guetos marginales o campamentos. Al contrario, los retrata como polos llenos de energía y optimismo que necesitan de proyectos arquitectónicos, colegios, calles pavimentadas, acceso a transporte y alcantarillado para proporcionar mejor calidad de vida, refugio, seguridad y oportunidades a sus habitantes. En ella, defiende la “cultura de bienvenida” que ha sido exitosa en Alemania.

Otra de sus tesis, la ciudad de llegada es “asequible”, busca formas de alentar la vivienda social y desalentar los subarriendos abusivos y en condiciones indignas a indocumentados. La exposición cita un estudio que señaló que Alemania necesitará 100 mil nuevas viviendas adicionales cada año para satisfacer la demanda de la ola de recién llegados.

En la tesis “La ciudad destino está cerca del comercio y las oportunidades de trabajo”, Saunders sostiene que los nuevos residentes estimulan las economías de los países que los reciben y aportan diversidad. Junto a la exhibición alemana, la muestra chilena incluirá una selección de obras de artistas, arquitectos y diseñadores nacionales sobre inmigración e integración en Santiago. Los interesados pueden postular al correo santiagociudaddestino@gmail.com.

Acompañarán la exposición conversaciones sobre los desafíos de la arquitectura chilena frente a la migración.