Tras 11 temporadas, Noah Wyle dejó la popular serie médica ER en 2005. Con la salida de George Clooney tras el quinto ciclo, Wyle se había transformado en el protagonista masculino de la trama, e incluso tras su propia partida, quedaría como el actor con más ciclos en la serie tras su final en 2009.

Pero cuando Wyle colgó la bata blanca, no fue para saltar al estrellato cinematográfico como Clooney, sino en busca de pasar más tiempo con su familia. En ese contexto, el norteamericano dio un giro en su carrera, enfilándola hacia la ciencia ficción y la fantasía, partiendo con el telefilme The Librarian (2004), que tendría dos secuelas en 2006 y 2008, centrada en el grupo de trabajadores de una librería que en realidad es una fachada para una organización que protege artefactos místicos y debe lidiar con amenazas sobrenaturales.

Desde 2014, Wyle produce The Librarians, serie que continúa la historia de las cintas, donde además interpreta nuevamente a su personaje, Flynn Carsen, un veterano “bibliotecario”. Si se considera además su protagónico en la serie de invasión alienígena Falling skies (2011-2015), el actor claramente ha encontrado un género en el cual se siente cómodo. “Cuando estaba en ER, pensaba que era necesario hacer dramas para transformarte en un ‘actor serio’. Pero luego tuve hijos y me quise alejar de esos papeles. Cuando te transformas en padre, te deja de parecer atractivo interpretar a un asesino en serie o a un abusador de menores”, dice Wyle a La Tercera riéndose, agregando, “se hace bastante más interesante la idea de ser una persona que combate extraterrestres y tiene que salvar el mundo”.

Wyle de todas formas reconoce que su carrera ha sido atípica, aunque en un buen sentido. “He tenido la suerte de tener una carrera interesante. El otro día alguien me hacía notar que no es tan común estar en tres series que hayan durado tanto como ER, Falling skies o The Librarians. Creo que he podido comprobar que si uno elige bien sus papeles, no te van a encasillar en un solo personaje”, afirma.

¿El fin?

Esta noche a las 23 horas en el canal SyFy se estrena la cuarta y última temporada de The Librarians, luego de que la serie no haya sido renovada en Estados Unidos, lo que pone en suspenso el futuro de una saga a la que Wyle le ha dedicado más de una década. “He sido tan leal a esta franquicia porque esta franquicia ha sido muy leal conmigo. He disfrutado mucho de esta gente durante estos 14 años que ha durado este proyecto”, explica el actor.

El final de la historia no es necesariamente permanente. La franquicia ya se ha reinventado en más de una ocasión, pasando de ser un telefilme a una serie, hasta una historieta, y el creador John Rogers afirmó estar buscando fórmulas para seguir adelante con la producción. Aunque su mismo rostro protagónico admite que la serie pareciera sacada de otra época: “Que un proyecto así haya encontrado su audiencia creo que es algo increíble, sobre todo considerando que en la última década la televisión ha optado por series más oscuras, cínicas e irónicas, con protagonistas extremadamente dañados y llenos de dilemas morales. Eso ha sido genial, porque se han hecho series que son más realistas, pero lo que hemos perdido son estas series familiares, que pueden ser vistas por niños de ocho o adultos de 98. Esos espacios son cada vez más escasos. Y creo que The Librarians buscó llenar ese vacío”.

De todas formas, Wyle tiene los pies sobre la tierra, y sabe que la serie nunca fue realmente masiva. “No la veo como un éxito rotundo, a pesar de que tenemos una base sólida de fanáticos. Cada año, no sabíamos si íbamos a volver a trabajar. Tuvimos que hacernos un espacio en la televisión moderna. Pero siento que para que una franquicia de 15 años de antigüedad igual haya logrado captar dos millones de espectadores por episodio, es un gran mérito”, asegura.

Incluso si es el final, el actor se despide conforme, afirmando que, “es la mejor temporada que hemos hecho”, y que, después de todo, el mensaje de The Librarians es atemporal: “Cada mañana me despierto y veo las noticias, y es deprimente. Creo que todos merecemos un respiro. Espero que esta serie sea eso”, concluye.