Luego de más de una década al aire, un rating creciente con el paso de los años y un significativo impacto en la cultura popular, The big bang theory, la serie estrenada en septiembre de 2007 en Estados Unidos -y que actualmente emite su temporada número once-, ha terminado por convertir a Sheldon Cooper en uno de los mayores íconos de la pantalla chica de esta era. El antihéroe interpretado por Jim Parsons, un físico de elevadísimo coeficiente intelectual, un ego insoportable y prácticamente nulas habilidades sociales, no sólo le ha valido cuatro premios Emmy y un Globo de Oro a su actor, sino que además pareció anticiparse a la tendencia que hoy tiene a los “nerds” y marginados del mundo en el centro de la cultura de masas. No por nada, la cadena CBS apostó por una serie propia para Cooper, buscando extender el éxito de un personaje por el cual se han bautizado asteroides y nuevas especies de abejas, y que consiguió humanizar y volver atractivo el arquetipo del “geek”.

De todo lo anterior está consciente Iain Armitage, el pequeño actor tras la versión infantil del científico en la serie Young Sheldon, aunque sólo por lo que le han comentado terceras personas: según explica, en sus nueve años de vida, sus padres nunca le han permitido ver siquiera un capítulo de The big bang theory. “He visto un par de clips pero eso es todo. No es un contenido apropiado para mí, al menos en este momento”, cuenta a La Tercera el actor, hoy por hoy una de las principales estrellas infantiles de la pantalla.

Pese a su corta edad, y a la altura de su nuevo estatus, Armitage parece acostumbrado a dar entrevistas y sus comentarios destilan profesionalismo. “No te puedo adelantar mucho de lo que viene pero te aseguro que será muy divertido, incluyendo uno de mis capítulos favoritos”, dice sobre la recta final de la primera temporada de la comedia, cuyos últimos episodios se estrenan en Chile cada lunes (21.00 horas) por Warner Channel.

Tras una pequeña aparición en La ley y el orden: unidad de víctimas especiales, Armitage tuvo un 2017 que ya se quisiera cualquier actor adulto: además de debutar en el cine con los largometrajes The glass castle y Our souls at night, estrenados el año pasado, interpretó al hijo de Shailene Woodley, Ziggy Chapman, en la premiada serie de HBO Big little lies. Esa experiencia, asegura, le sirvió a la hora de afrontar su primer papel protagónico en Young Sheldon, serie ambientada en Texas en 1989, donde encarna a un niño superdotado y cuatro cursos adelantado para su edad, a quien sus compañeros y familiares parecieran no comprender.

“Esos dos papeles que tuve entre medio hicieron que no fuera tan difícil pasar de una serie a otra, porque sí tuve que hacer un cambio importante para pasar de este niño más bien tímido hasta ese otro súper inteligente y totalmente distinto”, dice sobre su actual personaje, con quien comparte una afición: “A ambos nos gusta la ciencia”, cuenta.

El señor Parsons

Luego de estrenarse con ratings favorables y el beneplácito de la crítica, en enero los ejecutivos de CBS decidieron renovar a Young Sheldon para una segunda temporada, aún sin fecha de debut. Gran parte del mérito se lo lleva Armitage, quien ha sido elogiado por su interpretación y por haber sido capaz de ponerse en los zapatos de un personaje y una época desconocidas para él.

“Creo que los productores querían justamente eso, un personaje que no fuera exactamente igual al de The big bang theory, porque cuando niños todos son un poco distintos a cuando adultos”, señala el actor, quien con el tiempo se ha ido acostumbrando a ver su cara en afiches de la calle y portadas de revistas. “Ha sido extraño pero por sobre todo divertido”, asegura.

Más allá de la diversión, dice que también ha aprendido mucho durante el último año, donde tuvo la suerte de compartir set con figuras como Jane Fonda y Robert Redford. “Fue genial trabajar con ellos, ambos son extremadamente amables”, comenta sobre la emblemática dupla de Hollywood, con la que coincidió en Our souls at night.

Palabras similares tiene para el “Señor Parsons”, como llama al hombre detrás de la versión adulta de Cooper, quien además es narrador y productor ejecutivo de la nueva serie. “Él me ha ayudado mucho con el personaje y me ha dado muchos consejos antes de grabar”, detalla.